Noticias 09-08-2015 NATACIÓN - El Mundial de Kazán se cierra con tres medallas para España y una positiva experiencia para la representación madrileña





Imagen Con las medallas de plata y bronce de Ona Carbonell en sincronizada y la de 200 braza de Jessica Vall se vuelve España del Mundial que se ha disputado en Kazán (Rusia) desde el pasado 24 de junio y en el que la natación madrileña ha estado representada por ocho deportistas si incorporamos al canario Carlos Gimeno, saltador del Real Canoe.

Para la gran mayoría de madrileños y madrileñas ha servido para que cojan experiencia en lo que ha sido un Mundial de transición para la natación española de cara a los Juegos de Río de 2016.

Las jovencísimas Clara Camacho, en sincronizada; Rocío Velázquez, en saltos; Patricia Herrera, en waterpolo; así como Miguel Ortiz-Cañavate, en natación; junto al debutante Carlos Gimeno, como primer español en competir en high diving, hablan tras este Mundial de un futuro prometedor para las próximas citas internacionales

Alba Cabello (sincronizada), Laura López y Pilar Peña (waterpolo), ya acostumbradas a competir entre las mejores de la élite mundial, fueron las otras madrileñas que han competido con los equipos nacionales en Kazán.

Las primeras en competir, en la primera semana del Mundial, fueron las chicas de la natación sincronizada. Y para Clara Camacho, nadadora de Real Canoe, fue todo un honor competir junto a Ona Carbonell en la modalidad Dúo Técnico, acabando en una dignísima quinta posición. En Dúo Libre fue Paula Klamburg la pareja de Ona e igualmente lograron la quinta plaza.

Dónde sí coincidieron las dos madrileñas del equipo nacional fue en las pruebas de Equipo Técnico, Equipo Libre y Combinado. Alba Cabello (Sincro Retiro) y Clara Camacho se tuvieron que conformar en este Mundial con la quinta plaza en las tres pruebas. Lo importante para el equipo nacional es la magnífica proyección que se aventura en un equipo joven y en proceso de formación y acoplamiento.

Simultáneamente durante la primera semana, Rocío Velázquez compitió con tan solo 20 años en su segundo Mundial. En Barcelona, hace dos años y convocada para sincronizado 3 metros, suplió inesperadamente a Leyre Eizaguirre por lesión. Pero en Kazán la saltadora de Real Canoe acudió como titular de España en trampolín 1 metro y trampolín 3 metros, ocupando el puesto 30ª y 39ª, respectivamente, y adquiriendo una experiencia valiosísima.

Junto a ella, pero en la complicada y novedosa modalidad de high diving, compitió unos días después su compañero de club, Carlos Gimeno. Lo que ha supuesto el debut de un español en un Mundial en la prueba que se salta desde 27 metros de altura ha sido un gran éxito y sus cuatro saltos figuran ya como los momentos más espectaculares y seguidos por los aficionados españoles a los deportes de agua en este Mundial recién finalizado.

Gimeno fue 13º y se quedó a tan solo ocho puntos de entrar en la final con los 12 mejores del mundo. Su competición fue grandiosa, pero el primer salto fue el más flojo y de haber estado a la altura de los otros tres le hubiera situado entre los diez primeros.

En waterpolo, y con tres madrileñas en el equipo nacional, Patricia Herrera, Laura López y Pilar Peña, el séptimo puesto en este Mundial no se puede tomar como un paso atrás y menos si se tiene en cuenta que fue la selección de Estados Unidos, la ya vigente campeona del mundo y olímpica, la que cerró el paso a las medallas en cuartos de final. De haber ganado, en un partido que iba para épica remontada, España hubiera sido favorita para revalidar título mundial.

Miguel Ortiz-Cañavate (Real Canoe) ha sido, entre el viernes 7 y sábado 8, el último deportista madrileño en competir en el Mundial. Participando en dos pruebas de velocidad (50 libre y 50 espalda), la dificultad era extrema.

Aun así, Miguel se clasificó para semifinales en 50 espalda, con el 16º mejor tiempo (25.29), mejorando puesto (14º) y tiempo (25.19). En 50 libre, y con una marca de 22.66 fue 25º. Lo mejor para él, y con su juventud, la experiencia adquirida. Algo que se traslada a la mayor parte de la representación madrileña en el Mundial de 2015.