Noticias 14-11-2017 TENIS - Rubén Ramírez y Rocío de la Torre se proclamaron este pasado fin de semana campeones absolutos de Madrid en el RACE





Imagen El Complejo Deportivo RACE acogió, un año más, y ya van 15, el Campeonato Absoluto de Madrid durante casi diez días. En esta 50ª edición del campeonato, pasaron por las pistas de tierra batida grandes jugadores, veteranos en muchos casos y también grandes promesas. Todos ellos buscaban alcanzar la gloria del Absoluto, un torneo mítico de Madrid que siempre ha destacado por el enorme nivel de los participantes, por la exquisita organización y por el nivel de los colaboradores.

Las primeras en saltar a la pista de tierra a las 11 de la mañana para disputarse el título autonómico fueron las mujeres. Olga Sáez y Rocío de la Torre se veían las caras en una lucha de fuerza, cabeza y técnica a raudales. Aunque al principio Sáez se adelantó en el marcador pegando con ansia cada golpe, rompiendo el servicio de la Torre y ganando el suyo, poco a poco de la Torre fue aguantando más la bola y moviendo a Sáez, que, a pesar de sus grandes y potentes golpes, empezó a descentrarse. Así, perdió 6/3 el primer set. El segundo, fue más igualado y parecía presagiar un tercer set cuando llegaron a empatar a 5, pero Rocío de la Torre se vino arriba y logró hacerse con la victoria, desesperando a Sáez, que no parecía encontrar su juego. Luchó hasta el final, pero no se encontró a gusto en gran parte del partido.

A continuación, a eso de las 13 horas, entraron en pista los finalistas masculinos, dos jugadores ya conocidos por el tenis madrileño: Rubén Ramírez y Daniel Muñoz, dos raquetas con muchos partidos y triunfos a sus espaldas. Dos veteranos de los pies a la cabeza que han dado más de un quebradero de cabeza a los más jóvenes que viene por detrás. Saltaron a la pista con muchas ganas de llevarse el trofeo, pero Rubén supo controlar el partido, a pesar del tremendo juego que desplegó Muñoz. Los jugadores hicieron vibrar al público con grandes golpes y puntazos que arrancaron intensos aplausos. Pero cuando Ramírez ganó el primer set, entró el fisioterapeuta del torneo solicitado por Muñoz para ver el dolor de su pie. Al final se tuvo que retirar. Ramírez se proclamó campeón pero, al recoger el trofeo entre risas, “es la única vez que le voy a poder ganar a Dani”.

En la entrega de premios, estuvieron presentes el presidente del RACE, Carmelo Sanz de Barros; el consejero delegado del RACE, Miguel Sánchez de León; el director de Complejo Deportivo, Carlos Fernández Grande; el presidente de la Real Federación Española de Tenis, Miguel Díaz Román; y el presidente de la Federación de Tenis de Madrid, “Tati” Rascón Lope.

Los premios que se entregaron fueron de Gafa Deportiva para los hombres (finalistas y ganadores) y de Triumph (finalistas y ganadoras) para las mujeres. Todos recibieron un pack de suplementos deportivos por parte de Kaptium. En cuanto a los premios económicos, los campeones se han llevado 3000 euros y los finalistas, 1500. También desde la Federación de Tenis de Madrid agradecen, una vez más, por su colaboración en los torneos a Volvo, Dunlop y Composan-Tennislife. En la entrega de premios, Rocío de la Torre destacó el nivel del torneo, que cada año se va superando y mejorando.

Ya por la tarde, tocó el turno de los dobles. En el cuadro femenino, Rocío de la Torre volvió a coger la raqueta con su compañera Paula Fondevila. Derrotaron a las jóvenes Itxaso Blanco y Xenia de Luna por 6/1 y 7/5 a pesar de la lesión en el pie que sufrió durante el encuentro Fondevila. Cojeando logró terminar el partido y ganarlo junto con la campeona de individual. Blanco y de Luna pusieron todo de su parte, pero la experiencia y la contundencia de la pareja rival no les dio opción, a pesar del segundo set, donde apretaron por momentos e hicieron tambalear el poderío de las que finalmente se alzaron con la victoria.

En el dobles masculino, Rubén Ramírez volvió a brillar, esta vez junto a otro veteranísimo madrileño, Quino Muñoz. Pareja de lujo en la final que se vio las caras con dos jóvenes y prometedores jugadores, Alejandro Moro y Guillermo Jiménez. A pesar del ritmo frenético que impusieron las dos parejas y del gran segundo set de Moro y Jiménez, Ramírez y Muñoz consiguieron el partido y el trofeo de los dobles.

En la entrega de dobles, ya por la tarde, estuvieron presentes de nuevo Tati Rascón, presidente de la Federación de Tenis de Madrid, y el consejero delegado del RACE, Miguel Sánchez de León. Entregaron los cheques de 1500 euros a las parejas ganadoras y de 750 euros a las parejas finalistas. En esta ocasión, también Kaptium regaló un pack de suplementos deportivos para todos, Triumph los sujetadores deportivos a las ganadoras/finalistas y Gafa Deportiva, las gafas para los ganadores/finalistas masculinos.

En la Federación de Tenis de Madrid destacan especialmente el trabajo realizado por los recogepelotas el día de las finales, así como la labor del juez árbitro, José Sánchez Pato, y la juez árbitro adjunta Carmen Heras, quien estuvo pendiente de todo en cada momento, al igual que el director del torneo, Óscar Vega, del Complejo Deportivo RACE, una instalación perfecta para este evento que lo ha dado todo y le ha puesto, sobre todo, la pasión por el tenis que se necesita para lograr el éxito de los campeonatos. En conjunto, un gran trabajo que se ha notado en el agradecimiento de los jugadores y en las opiniones de los asistentes.