Noticias 14-04-2018 FÚTBOL - La selección juvenil de Madrid cae en semifinales del Campeonato de España que organiza la RFFM en Boadilla del Monte





Imagen La eficacia goleadora de País Vasco frente a la esquiva suerte de Madrid decidió en la mañana de ayer, viernes 13 de abril, el pase a la final del Campeonato de España de Selecciones Autonómicas Sub-18 masculinas en el segundo de los partidos de semifinales que se disputó en el polideportivo municipal de Boadilla del Monte en una fase final que organiza la Real Federación de Fútbol de Madrid.

La selección vasca se impuso por 0-3 a la madrileña y disputará el domingo, en el mismo escenario y frente a la Comunidad Valenciana, el título nacional. Héctor, en el minuto 36, y Aitor Paredes, con sendos cabezados en los minutos 53 y 78, dieron el triunfo al País Vasco. En la otra semifinal disputada anteriormente, la Comunidad Valenciana se impuso a Canarias por 1-0, con gol de Hugo Guillamón.

En un partido de grandísima calidad y en el que se han sucedido gran cantidad de ocasiones, a Madrid le ha faltado la suerte en varias jugadas cruciales para que el marcador no se hubiera decantado tan claramente para la selección vasca.

Arribas, en el minuto 8, en un mano a mano con el portero; Manu Sánchez, en el 17, con una balon en vaselina al larguero; Sergio Camello, en el 55, con golpeo de cabeza a bocajarro que ha golpeado nuevamente en el travesaño, y otras dos opciones más de Alberto Salido, reactivando al equipo en ataque cuando ha saltado al campo en el 57, ya con 0-2, han sido todas ellas oporunidades merecedoras de gol que no han querido entrar.

Por contra, la selección del País Vasco que también ha querido ganar el partido desde el principio ha obtenido mayor efectividad en sus ocaciones con Borja haciendo mucho daño por banda derecha y aprovechando Héctor y Aitor Paredes dos extraordinarias jugadas del futbolista del Alavés para hacer el 0-1 y el 0-2. Después, y nuevamente en un saque de esquina como en el segundo gol, el central Aitor Paredes ha vuelto a imponer su altura y remate de cabeza para hacer un 0-3 inabordable para Madrid a falta de 12 minutos.

A los chicos de David Aznar hay que agradecer el esfuerzo derrochado en todo el partido y las ganas por voltear un resultado que se les ha complicado más de lo esperado a pesar de hacer un buen partido. Un buenísimo rival y la falta de suerte les ha cerrado el pase a la final y al soñado título con el que querían premiar al aficionado madrileño en casa este próximo domingo.