Noticias 16-08-2018 PIRAGUISMO - La selección española masculina de kayak polo logra la medalla de bronce en el Mundial 2018 con cuatro madrileños





Imagen La selección española masculina de kayak polo se colgó el pasado domingo 5 de agosto la medalla de bronce en el Mundial 2018 al imponerse a Francia por 5-4 en el partido valedero para el tercer y cuarto puesto, disputado en la ciudad canadiense de Welland. Y lo hizo con cuatro madrileños en sus filas. Además del seleccionador, Jorge Pérez, también forman parte de esta plantilla los jugadores Víctor González, Alejandro Gordo y Ángel Gordo.

Este es el tercer podio consecutivo del equipo nacional en un Mundial, ya que en los tres últimos campeonatos, que tienen lugar con carácter bianual, consiguió la medalla de bronce, cuyo ciclo inició en 2014 en Thury (Francia).

La alineación de la selección española la integraron Víctor González, Ángel Gordo, Adrián Hermida, Sergio Villarubia, Álvaro Hijano, Alejandro Gordo, Vicente Claramonte, Alejandro Casal y Alejandro Valls.

Tras perder la semifinal contra Alemania el equipo ha sabido superar el bache y ha salido al 3/4 puesto muy enchufado, muestra de eso es que el marcado ha estado 5-2 a favor de los españoles durante mucho tiempo del partido.

El encuentro se ha ido complicando en la segunda parte, con varios expulsados durante 2 minutos en ese periodo en el que el equipo francés ha sido capaz de aprovechar esa tesitura y se ha logrado colocar a tan sólo un gol de los españoles, poniendo un resultado de 5-4 en los últimos minutos del partido.

El último ataque del equipo galo con un 5-4 a favor de los españoles a falta de 20 segundos para el final ha esbozado una posible situación de prórroga, pero el equipo capitaneado por Vicente Claramonte ha sabido aguantar el empuje y con una defensa durísima ha conseguido finalmente llevarse la medalla de bronce.

Además la selección española femenina Iberdrola terminó la competición en la octava posición tras perder contra Suiza. Anteriormente, cayó ante Francia por 7-2 y encajó una derrota contra Holanda por 3-2 en un partido muy disputado, en el que justo antes de la celebración la portera española partió su pala.

El equipo de mujeres Iberdrola sub-21 concluyó la cita mundialista en séptima posición.